Segunda Parte de Penumbra (II)

Adrian se quedo completamente en blanco cuando aquel individuo le dijo que tenía una historia propia, la historia de como había llegado a ser lo que era. La calle del Carmen estaba desierta, oscura y desprovista de la gente que habitualemtne paseaba por aquella zona tan conocida y tan codiciada por todos los cartageneros. Aquel individuo miro a Adrian con ojos de confianza y con un tono extrañadamente familiar. Adrian vio en aquellos ojos alguien conocido y peculiar.

– Está bien, cuentemente mi historia. Según uested dice que tiene algo que me interesara. -dijo Adrian entrelazando sus brazos.

– Aquí no, vayamos a mis casa. Por favor, aquí nos podran oir –

– ¿Quienes, si estamos solos? –

– Aún no estamos del todo seguros. –

La casa de aquel indivuo era majestuosa, nada comparado con la casa del muchacho, esta constaba de dos pisos, en el piso inferior constaba de la cocina, el salón y alguna que otra habitación de invitados, el cuarto superior se encontraban seis habitaciones. Adrian se sentó en un sillón, y su extrañao compañero se sento en frente de él. El salón era amplio con sucesivos cuadros pintados a mano y con una exactitud tan precisa que desconcerto al muchacho.

– Vayamos por partes, mi nombre es Erik, y se que el tuyo es Adrian. Soy el maestro de los Vultis, una raza de magos de Haylane, sitio al que perteneces, lo quieras o no. Tú sangre que corre por las venas señalan que es diferente al resto de los seres humanos. ¿Cuantas veces te has sorprendido cuando aún estando cansado has podido ganar más velocidad en los partidos de fútbol? –

– ¿Como sabe usted que juego al fútbol y siempre me sucede eso? –

– Yo lo veo todo

– Eso es imposible, nadie podria hacer eso. Lo siento señor Erik pero no le creo –

– Eso es lo que dicen siempre los novatos…-

– ¿Es que hay más magos? –

– Por supuesto que los hay, incluso se cuanta que aquí en la tierra tambien existen magos mucho menos inferiores que los que habitan Haylane pero que estan aquí para ayudar a los humanos de una gran amenaza.

– ¿Que amenaza? –

– Una gran amenaza llevada a cabo por los Sell –

– ¿Los Sell, quienes son? –

– Otro grupo de magos, pero más poderos, y mejor equipados de lo que nos temiamos al principio. –

Adrian no entendia ninguna palabra de lo que decia aquel señor mayor,  no se creia nada de Erik, o como el se llamara. Adrian sentado aún en el sillón escucho con paciencia más que suficiente el relato que estaba relatando el anciano.

– Desde que los Sell invadieron nuestras posiciones al sur de Haylane, nuestra raza, ha sufrido cambios extranboticos en la forma de utilizar la magia en varios puntos diferentes de nuestro ser. Te preguntaras, que hago yo en todo esto, pues bien te lo demostrare…-

– ¿Estare preparado? -fue la excusa dictada por el muchacho.

– Buena respuesta, si quieres saberla ayudame a convencerte –

CONTINUARÁ…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s