Capitulo 9; Otra conversación con el hombre de la libreta

Que consté en claro que Sandra no era mi novia ¿Porque lloraba entonces si Sandra no era mi novia? En primer lugar sentía impotencia de cara a David y a Sandra al estar enfrascados con aquel beso, y en segundo lugar, porque ya había tocado fondo por segunda vez. De pronto, la puerta se abrió, y el anciano con la libreta, que conversamos el día  anterior se sentó al lado mía.

– Yo también puedo hacerlo. Puedo pasarme todo el partido mirando la pared y pensar que soy el peor jugador de la categoría infantil de este torneo. Y también puedo quedarme callado pensando en que esa chica no era en verdad una amiga como tu creías –

– No le entiendo -dije mirando la libreta.

– Tu corazón sentía algo cuando veías a tu vecina, amiga, o tal vez compañera sentimental, lo que te quiero decir, es que no puedes tocar fondo una segunda vez. Los seres humanos pensamos, y vivimos en el momento –

– Usted parece que lo hace –

– Yo no lo hago, yo simplemente anoto las ideas en esta libreta. –

Me quedé callado, miré fijamente la libreta y me pregunté que era lo que tenía escrito aquel anciano.

– ¿Que escribe en esa libreta? –

– Cartas…cartas para alguien muy especial, para alguien que no tuve tiempo de despedirme. Soy en verdad el abuelo de Óscar Naredo –

– ¿Él puede verte? –

– No, hasta que tu se lo digas. Así pues pedirá perdón….no debí enfadarme con el. Ahora me queda poco tiempo en forma de fantasma, podrías decirlo así, pero no quiero verte mal porque mi nieto, David, haya conectado con tu vecina, esto sucederá muchas veces, ¿Y el torneo? ¿Lo dejarás de lado? Demuestra a la gente tu fortaleza mental pero sobre todo sentimental.

Así que me levanté y subí las escaleras.

– Por suerte puedes entrar de nuevo en este torneo -escuche al anciano antes de entrar otra vez en el campo.

Aquella conversación, como la anterior, me había dejado con dos preguntas en la cabeza ¿Y si de verdad sentía algo por mi vecina? ¿Y si era tan sensible como decía el abuelo de los Naredo? De algún modo se demostraría en el campo, pues volvía a entrar para los últimos cinco minutos de la primera parte, el marcador era de 5-1 a favor nuestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s