La aventura comienza

Abandone mi escritura y me interné de lleno en el libro que tenía a mi lado, “Las Historias de la Grecia Antigua” por Rick Riordan, escritor de la saga de “Percy Jackson”. Había sido un regalo de mis padres por mi cumpleaños, e iba por la página diez, teniendo en cuenta que eran trescientas cinco páginas. Empecé a leer el segundo capitulo.

“Cronos, el gran titán, padre de Zeus, Poseidón y Hades. Se comió a sus dos hijos, Poseidón y Hades, Gea ocultó al pequeño Zeus y en cambio le dio una piedra. Años más tarde. Zeus, que fue creciendo en agilidad y fuerza, hizo que Cronos devolviera a sus hermanos. Estos le cortaron en trozos para enterarlo en lo más profundo del Tártaro. Zeus, se convirtió en el rey del Olimpo, Poseidón el rey del Mar, y Hades, engañado por sus hermanos fue el rey del inframundo….”

Interrumpí mi lectura y vi  que una tormenta iba llegando poco a poco a las tranquilas aguas del Mediterraneo. Mi casa era la más cercana a “Cortaluna”. En un desvio de mi mirada me percaque de que Manuel Cervantes subía por le camino para dirigirse a nuestra casa. Me incorporé y me levanté para esperar a mi profesor de lengua y literatura.

– Hola, Pablo ¿Cómo estás? -me preguntó.

– Bien -le dije

– Veo que estás leyendo el libro de Rick Riordan.¿Están tus padres en casa? –

– Sí

Mi padre, Lucio, argentino de nacimiento, y más Español que el Real Madrid, le recibió en la puerta. Desde que tuvo el accidente de coche siempre iba con un bastón en la mano derecha para apoyarse.

– Lucio ¿Cuanto tiempo? –

– Me cortaron por el orto -dijo mi padre en su tono argentino -Bienvenido pasa.

– Gracias –

Mi padre me miró y me sonrió antes de cerrar la puerta. La habitación del salón de estar se encendió, y mi madre y mi padre entró al igual que lo hizo Manuel. Costernado, me puse debajo de la ventana en cunclillas para oír.

– Fuí ayer y no te va a gustar lo que ví -pude escuchar a Manuel hablar.

– ¿Qué viste Manuel? –

– La llama poco a poco se está apagando. Intento mantenerla todas las noches pero tarde o temprano se apagara

– Lucio –

– Tranquila Vero, no pasará nada. Baltasar y Cristobal intentarán arreglarlo. ¿Habéis hablado con Alfredo? –

– No, Lucio no hemos podido hablar con él. Ella…no nos ha dejado –

¿Ella? ¿Alfredo? Que había en Cortaluna. ¿Que suceso estaba ocurriendo en mi familia? Había llegado de contactar con Begoña, Jorge y María para investigar acerca de esa casa, que poco a poco, iba adquiriendo para mi un único sentido, algo malo estaba a punto de pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s