Capitulo 8

Al día siguiente, Nico y Verónica entraron juntos al recinto escolar bajo las intensas miradas del grupo de Borja, Kevin, Mario y Alex. Nico ni los miró cuando pasaron por su lado. Vero en cambio dirigió una intensa mirada a Borja, a quien le dedico una mirada de temor. Fue entonces cuando Borja se interpuso en medio del camino de los dos amigos.

– Veo que a esta hembra le hace falta un buen repaso -comentó Borja cruzando se de brazos.

– Eres un asqueroso -reprochó Nico.

– Agarrarle bien mientras inspecciono a esta chica –

Nico no tuvo tiempo a reaccionar. Kevin y Mario sujetaron al chico tan fuerte que no se podía escapar. Mientras, Borja, iba analizando con la mirada a Verónica. Nadie estaba por aquel pasillo, de echo no era un pasillo frecuentado por los alumnos. Nico furioso ante la rabia de no poder hacer nada intento sacar fuerzas de donde no las tenía. Borja paseaba su mano por las intimidades más intimas de la chica. De pronto, un grito ahogado de la chica hizo que las fuerzas de Nico se activasen como si fueran unos muelles.

– Te vamos a soltar, después golpea a Borja en la barriga, así le neutralizarás por un tiempo aprovechable -le susurro Mario bajo la sorpresa de Nico.

El muchacho se liberó de Mario y Kevin, y haciendo caso a las palabras de su antiguo compañero, golpeó a Borja en el estomago dejándolo sin aire durante algunos segundos, de los cuales aprovecho para empezar a dar golpes al chico sin control ninguno. Mario al ver que Nico seguía golpeando a Borja, decidio arrastrarle hasta los baños. Verónica, seguía al grupo con la mirada. Borja, sangrando por la nariz y por la boca, se levantó como podía para salir del círculo influido por Nico. Bajo la impotencia y su mal recuerdo, Nico empezó a llorar.

– Teníamos ganas de que Borja recibiera lo suyo -argumentó Mario -nunca hemos querido separarnos de ti, Nico, ni insultar a Verónica.

– ¿Y porque le seguíais el royo? –

– Porque sabíamos que tarde o temprano iba a recibir su merecido…-dijo Kevin -Siento haberte insultado estos últimos días –

– No pasa nada

Nico no podía creerse lo que estaba viviendo, Mario y Kevin los dos mejores amigos de Borja le habían ayudado a no llegar a más con su ex líder. Verónica, sentada, miraba a Nico con la mirada de tristeza.

– Nunca me he sentido tan agradable después de pegarle a alguien -opinó Nico

– Pues no vayas a acostumbrarte, que no queremos que nos pegues -sentenció divertido Mario abrazando a su amigo -siento mucho habértelo pasado canutas Nico, nunca quise perderte como amigo.

– Está bien, lo acepto. Estáis disculpados -comentó después de que su amigo le diera un abrazo.

– ¿Y si Borja le cuenta todo lo que ha pasado al director? -inquirió Verónica -¿Y si te expulsan?

– Si me expulsan podré hacer mi sueño realidad….ser escritor de un libro -sentenció el chico -y quiero compartir el sueño contigo, Verónica.

– Ohhh….que bonito…jejejeje -ironizó Kevin -acepta Vero, que si no Nico zarpa solo y se pierde.

– Verónica, quiero compartir el sueño contigo, sé que quieres ser escritora, yo también quiero serlo, y espero que algún día puedas compartir mi sueño conmigo, y con nuestro proyecto. Vero, el mensaje que me enviaste el sábado, me activo mi lado más racional. Quiero soñar contigo, Vero, hacer que un sueño se cumple, mientras que un libro es escrito por cuatro manos. Verónica ¿Aceptas compartir mi sueño contigo?

– Sí..acepto -afirmó la chica.

– Bien, ya os podéis poner las pilas porque Corbarán no cierra hasta el Verano -ironizó Mario

– Serás…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s