Capitulo 18

Nico y Verónica pasearon la mirada por la pequeña habitación en la que estaban reunidos. Nico se sorprendió al ver fotos de muchos artistas de renombre que habían pasado por el Palau de la Mar en contadas ocasiones. Messi, Ronaldo, Green Day, y otros celebres famosos estaban reflejados en los marcos de las fotos junto con la plantilla del Palau de la Mar.

– Artistas, futbolistas, cineastas -empezó a decir Alba -grandes famosos que alcanzaron pronto la fama. Algunos porque se lo merecían otros porque la divina providencia calló en ellos. Tal vez esté delante del próximo Arturo Pérez Reverte, o de una talentosa Agatha Cristhie.

– Gracias, Alba -respondió Nico por los dos

– No tienes que agradecerme nada. Mi carrera literaria también empezó como vosotros, con incertidumbres, con muchas preguntas y pocas respuestas. La puerta que os se está ofreciendo es la que tenéis que aprovechar si no queréis quedaros en tierra. El programa pretende instruir a los próximo escritores de una forma ejemplar, no solo profesionalmente también en lo personal.

Nico y Verónica escucharon maravillados el relato de Alba, como encontró su pasión por las letras, hasta donde llego, quien le animo a seguir por ese camino, en definitiva, buenos consejos para jóvenes escritores que se internarían en el mágico mundo de las letras.

– Verónica, vamos a pasear por Valencia, hace tiempo que no viajo y quiero ver a unos amigos –

Los dos amigos abandonaron El Palau de la Mar y se dirigieron hacia El Bajo, el lugar en donde Un Día Cualquiera comenzó a cantar y a ascender por todo lo alto en la gran escalera de la fama. Guille, Kevin, Jaime…aquellos amigos que habían llegado hasta el fondo de su corazón era para Nico un motivo de la gran amistad que todavía les unía. Nada más llegar al Bajo, el chico vio como Jaime y Borja rasgaban las guitarras para comenzar con algún concierto casero.

– ¿Queda sitio para dos más? -inquirió el chico

– !Nico! -respondieron al unisono sus amigos

-¿Qué haces por Valencia? -preguntó Guille, el batería.

– Venimos por un concurso de literatura juvenil. ¿Podemos tocar un rato antes de que nos marchemos otra vez?

– Claro, coge la guitarra y…-empezó a decir Kevin hasta que reparo en Verónica -hola, ¿Amiga de Nico?

– Sí -respondió tímidamente la chica

– ¿Cómo se te da cantar? -preguntó Jaime

– No lo sé

– Bueno, probemos como vas con la voz -sugirió Nico -¿Cual cantamos, el himno del Barcelona?

– No…esa no….¿Que tal Pero a tu lado de los secretos?

– Por mi me vale -respondió Nico

De esa forma empezó una canción que pondría banda sonora al reto que Nico y Verónica se planteaban.

He muerto y he resucitado.
Con mis cenizas un árbol he plantado,
su fruto ha dado y desde hoy algo ha empezado. 

He roto todos mis poemas,
los de tristezas y de penas,
lo he pensado y hoy sin dudar vuelvo a tu lado. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s