Comenzamos a entendernos

– Lo ideal sería hacer una historia con pilares de la realidad, y conceptos fantásticos.

– ¿Manteniendo una misma idea? –

– Sí, veamos, prueba a ver que se te ocurre

– Está bien, ¿Qué te parece este inicio?

La tarde estaba declinando, cuando una furgoneta del 97 ascendía por la cuesta que deba a la plaza del ayuntamiento….

– Alto, alto, para ahí…eso está bien, pero ¿No crees que le falta más presentación? ¿Crees que puede acoger al público?

– Está bien ¿Cual es tu oferta?

– Lee con atención y lee bien…

El pueblo de Century parecía estar tranquilo aquella tarde de invierno, pero estaban equivocados, un rugido perteneciente a un motor cercano interrumpió la calma que había reinado durante el transcurso de la tarde. 

– Parece atraer a la gente, bueno, continua –

Al parecer, una furgoneta del 97, subía por la cuesta de la plaza del ayuntamiento del pueblo. Agorás, mudanzas y transportes era lo que se leía en una de las puertas delanteras. Los transeúntes que paseaban por la plaza detuvieron sus conversaciones y observaron expectantes la llegada de la furgoneta que llevaba a la familia Walters, los nuevos inquilinos de la casa del Risco.

– Me gusta, está interesante, buena presentación, qué es lo que sucede, en donde sucederá la acción, mi personaje…espera, antes de seguir, ¿Puedo llamarte Perso? –

– ¿Perso? –

– Sí, de personaje, es que si no, suena un poco raro, ya de por sí es un poco extraño que escriba hablándote a ti, y tu a mi, esto amigo mío es de locos..-

– Puede que tengas razón, pero ¿Cuantos escritores han hablado alguna vez con sus personajes?

– Bueno, visto de esa manera, pero quiero que sigas con el inicio de la historia, Perso.

Mucho se contaba de aquella casa, pero los del pueblo decidían hacer oídos sordos ante las leyendas que corrían por los tabiques de aquella extraña casa. El cabeza de familia, Arthur Walters, salió el primero de la furgoneta. El varón de la familia era alto, de cabello pelirrojo, mirada perdida, y llevaba unas gafas que realzaban su perfil de escritor. 

– Bueno, esto parece que sí va cogiendo forma, ¿Que tal si seguimos más tarde, Perso? Mientras le doy vueltas a la cabeza sobre lo que has escrito. Sigue pensando tu también para poder completar el inicio de la historia.

– Vale, como quiera, Narrador, pero tendremos que hacer una buena historia para que los que lean estas entradas, no se extrañen al ver que un personaje habla con un narrador. Pensaré en como continuar, mientras, puedes ir pensando en la próxima entrada que harás en esta página web, narrador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s