Capitulo 1

– !Halaaaa, qué bonita! -Lucy, con la nariz y las manos pegadas al cristal, miraba entusiasmada la nueva casa, que con los rayos del sol, resplandecía con su color natural, el blanco.

– ¿Te gusta? -preguntó inconscientemente su madre.

– Muchísimo -respondió la pequeña de seis años

– Nick, ¿Qué te parece a ti? -inquirió Merey preguntando a su hijo mirando por el retrovisor

Nick no contestó a la primera. Lucy, optando por su aptitud infantil, tiro del auricular de su hermano para que respondiera.

– Mamá, te está hablando, Nick –

– !Déjame, mamá, esta chica es una pelmaza! -casi grito el muchacho

– Nick, ten un poco de respeto con tu hermana…

– Que tenga ella respecto conmigo

– Bueno, ella tiene seis años, y tú, trece…-

Casi cartorce…-

– Aún te quedan tres meses para cumplirlos. Así que todavía tienes trece –

– Está bien, tú ganas, yo pierdo.

– ¿Qué te parece la casa? –

– Psé

– ¿Cómo que “Psé”?

– Qué está pasable, ¿Qué quieres que haga? ¿Qué aplauda? –

– Bueno, viniendo de ti puede ser un cumplido que no estaría mal -opinó Lucy

Nick le dirigió una mirada furiosa y con un significado que Lucy captó al vuelo.

– Bueno, pues ya hemos llegado. Dejad las cosas en vuestros cuartos y después venid para echarme una mano. Y no te pelees con tu hermana, Nick, ya sabes que tiene seis años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s