Empieza el comienzo del show

– 34 goles en total. Delantero. Número 9. Eficaz en los balones aéreos. Andreu es el jugador revelación de esta temporada. Juega con el Fútbol Club Barcelona B y con sus diecisiete años ya ha roto cinco récords propios de canteranos promesas del Barcelona, rompiendo el récord que ostentaba Messi con sus 33 goles, pero este muchacho, los ha superado y hoy le veremos como se entrena la mente para un partido de fútbol.

Así empezaba mi programa. El croma verde que había a la espalda de Robinson se transformaba en el escenario propio del Informe Robinson en los estudios de Canal plus en Madrid. Llegaba mi turno de hablar delante de la cámara. Respire hondo y empecé a concentrarme al igual que antes de los partidos.

– Yo me levanto todos los días a las siete, para asistir al instituto, después, tras las agotadoras clases, vuelvo a casa, como, y me pongo a estudiar hasta las cinco, que es cuando voy a la ciudad deportiva del Barcelona para entrenar con el resto de mis compañeros. Allí nos lo pasamos genial, hay risas, y diversión, pero también hay trabajos y esfuerzos diarios y mi récord no hubiera sido posible si no estuviera el equipo apoyándome cada dos por tres.

Mi frase era larga, pero se me había metido tanto en la cabeza, que no había echo falta volver a repetirla. Robinson, desde la pantalla de visión, podía ver como progresaban los avances tecnológicos del programa. Alexis, sentado en una silla alta con mi padre, me miraba con una sonrisa y con un guiño al que correspondí con otro. Eran las doces de la noche cuando terminamos de grabar la primera secuencia del programa, aunque no podía saber como había quedado, tenia la certeza de que no habíamos echo ningún fallo. Estaba cansado,  tras despedirme de mis padres y de Alexis, hasta el día siguiente, el móvil vibró en mi bolsillo

Andreu, que sepas que sigo enamorada de tí, porque tú eres mi luz, mi estrella, y mi jugador preferido. Eres y serás mi ídolo, tanto si lo haces bien, como si lo haces mal, yo te querré siempre, porque sé que tu aún me quieres. Animo, Campeón. Nos vemos mañana. 

Pero tras aquel mensaje, nunca hubo un mañana, Beatriz…bueno, en el siguiente capitulo os lo digo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s