Un segundo capitulo

La mitad de la clase estaba aburrida de las explicaciones que hacía la profesora en la pizarra. De pronto, en un despiste, un trozo de papel cayó en la mesa de Pablo, quien buscó el emisor de aquel mensaje. Incorporándose de su posición abrió con sumo cuidado el papelito, vigilando a que la profesora no le pillase desprevenido. El chico lo abrió y leyó lo que ponía “Sería una pena visitar a tu novia”. Pablo arrugó el papel buscando el emisor del mensaje, Andrés López Valdés, ese era el nombre del emisario. Pablo, dirigiendo una vista rápida a la profesora, cogió un bolígrafo y escribió en el la contestación a la advertencia de Andrés. “Si me entero de que le trata mal, ve preparándote el parte médico”. Pablo volvió a enviar el papel a su emisor, mientras cambiaba de posición para no ver a Andrés, y su reacción.

– Chisstt…-le chistó Borja -¿Qué quería ese lameculos? -preguntó en voz baja

– Nada…después te lo explico -le respondió en el mismo tono de voz que su amigo.

– Vale

A los veinte minutos el timbre decretó la finalización de la clase y el comienzo de los cinco minutos de descanso que había de una clase a otra. Cuando la profesora salió por la puerta, Andrés se acercó a donde estaba Pablo.

– Ve preparándote los papeles del médico, Pablo. Una chica tan linda no puede salir con uno como tú –

– Olvídalo, Pablo, será peor para tí si le haces caso -le recomendó Borja

– Algún día se llevará lo suyo…como haga algo a Paula, el muy hijo de su madre, la tendrá conmigo –

– Pablo, ya sabes como es Andrés, dentro de dos días se cansará y se olvidará de tí -le aconsejó Marco

– No veo tan fácil eso. A ver por donde van los tiros

El profesor de Lengua apareció por la puerta.

– Coged las cosas y dirigios a la sala de proyecciones

– A la sala del cañón ¿no, Julio? –

– Maca, ¿Es una pregunta retorica o una pregunta; sí, retorica? -preguntó Julio, el profesor de lengua, ladeando la cabeza mientras miraba a su alumna

– Ah…no sé, como dices en la sala de proyecciones…pues no sé

– Maca, tranquila, para tí será la sala de Proyecciones solares -saltó Manu mientras se levantaba de su asiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s