Un sexto Capitulo

– ¿Qué pasará si Percy resulta herido esta especie de misión que le encomienda Zeus? -preguntó Penélope

– Yo me encargaré de la protección de Percy, no le pasará nada. Te lo prometo, Penélope -prometió el dios de los mares -mientras yo vigile a Percy, a él no le pasará ningún mal.

– Al menos Quirón ve que ha madurado y ha mejorado….-

– Más fácil me lo pones, ahora Percy podrá descubrir sus verdaderos talentos…Penélope, no te preocupes por él, no le sucederá nada malo, confía en mí -pidió Poseidón.

Penélope pareció recelar, pero al final, con una mirada sincera del dios de los mares, accedió a la petición que le hacia Poseidón. Él, sonrió y agradeció la confianza puesta en él, y en su hijo, Percy Jackson. Lo que no sabían los dos, es que el águila de Zeus vigilaba las acciones de su hermano

***

Los dos adolescentes caminaban por la calle central de la ciudad comentando lo de aquella mañana, aquella extraña criatura, y su forma de aparecer de la nada.

– Pablo -comentó la chica con la cabeza gacha

– Dime Paula –

– Esta tarde he sentido algo que no sé muy bien explicar, algo relacionado con algo muy profundo de mí. Como si saltarán muelles recordando que yo soy diferentes a las personas, es como si tuviera otra naturaleza muy diferente a la mía habitual

Pablo se le quedó mirando, mientras cavilaba en la respuesta apropiada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s