Uno es siempre uno

– Recordad que el próximo Lunes, vienen los de intercambio. Los dieciséis chicos y chicas que vienen de Napoles. Ya os he asignado a cada uno a los que vais a acoger en vuestras casas -informó el Tutor de cuarto D de la E.S.O. a todos sus alumnos.

– Buffff…tía, estoy super nerviosa con el tema de los de intercambio -aseguró Noelia resoplando de nerviosismo a su compañera Cristina -llevo varios días diciendolo en casa…. ¡Dios, no paro de pensar en eso!

– Tranquila Noe, te dará algo -argumentó Cristina mientras salían del aula -además tienes todo el fin de semana para tranquilizarte

– Sí lo se, pero es que…buffff…bueno, ya me entiendes…jajajajaja

– Pues para que seas mi mejor amigo te entiendo bien poco jajajaja -argumentó Cristina

– Es que es una iniciativa nueva. Por fin el director se ha mojado con todo esto -explicó Noelia emocionada

Al rato aparecieron Blanca y Andrea. Las cuatro salieron del recinto escolar para coger el autobús de la línea 37 que las llevará hasta sus casas a las afueras de Barcelona. Noelia era la chica inteligente, lista, observadora y por supuesto muy alegre, solía tener el cabello recogida en una coleta de caballo y sus ojos, pequeños y azules le daban la apariencia de una estrella en el mundo de los humanos. Cristina era alta, con el cabello largo rizado, ojos azules bastante límpidos y sus labios, aterciopelados y lisos contrarrestaba con los mofletes rosáceos de su rostro.

– ¿Qué vais ha hacer esta tarde? -preguntó Andrea

– Yo no sé, a lo mejor no salgo, no sé lo que haré -respondió Noelia

-Nosotras iremos con Nico y Jordi al centro, ¿Os bajáis con nosotras? -propuso Blanca

– ¿Qué decís vosotras? -inquirió Andrea

– Pues no sé…si bajamos os mandamos un Whapps -contestó Cristina -hemos quedado, Noe y yo para trabajar con el trabajo de filosofía.

– Nosotras no tenemos trabajo de filosofia, tenemos un examen -explicó Andrea -Gerard y Xavier nos han jodido, no paraban de hablar

– Esos como siempre, que mal me caen -respondió Cristina

Noelia miraba la conversación de sus amigas, era tímida, incluso estando con sus amigas.

– Estas muy callada Noe ¿Qué te pasa? –

– Nada -dijo rápidamente la chica

– Está nerviosa con los de intercambio. No para de hablar de eso esta mañana -contestó Cristina

– Es que es nuevo -intento explicar Noelia -el director se ha mojado bastante con este proyecto.

Noelia, Cristina, Andrea y Blanca se levantaron al ver que el autobús cruzaba la esquina. Abrieron sus monederos para sacar la tarjeta y subirse al bús que les llevaría hasta sus casas. Las cuatro se sentarón al fondo del autobús para conversar de sus asuntos personales.

– ¿Cómo creéis que serán los de intercambio? -se interesó Noelia

– Pues como todos ¿no? -contestó Cristina

– Lo decía en un sentido de personalidad, no me entendáis mal -quiso decir Noelia

– Ya, si te entendemos, Noe

El autobús avanzaba por las calles de Barcelona, mientras que las cuatro amigas hablaban de sus aspectos personales y sus opiniones respectos a los chicos de intercambio que llegarían el Lunes a su instituto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s