Vidas de colores diferentes

– Recordad que el próximo Lunes, vienen los de intercambio. Los dieciséis chicos y chicas que vienen de Napoles. Ya os he asignado a cada uno a los que vais a acoger en vuestras casas -informó el Tutor de cuarto D de la E.S.O. a todos sus alumnos que ya recogían los materiales que habían utilizado en la clase.

– Buffff…tía, estoy super nerviosa con el tema de los de intercambio -aseguró Noelia resoplando de nerviosismo a su compañera Cristina -llevo varios días diciendolo en casa…. ¡Dios, no paro de pensar en eso!

– Tranquilizate Noe, te dará algo -argumentó Cristina mientras salían del aula -además tienes todo el fin de semana para asimilarlo.

– Sí lo sé, pero es que…buffff…bueno, ya me entiendes…jajajajaja

– Pues para que seas mi mejor amiga te entiendo bien poco jajajaja -argumentó Cristina

– Es que es una iniciativa nueva, novedosa. Por fin el director se ha mojado con todo esto -explicó Noelia emocionada

Al rato aparecieron Blanca y Andrea. Las cuatro salieron del recinto escolar para coger el autobús de la línea 37 que las llevaba hasta sus casas a las afueras de la siempre concurrida Barcelona. Noelia era una chica inteligente, lista, observadora y por supuesto muy alegre, solía tener el cabello recogido en una coleta de caballo y sus ojos, pequeños y azules, le daban la apariencia de una estrella en el mundo de los humanos. Cristina era alta, con el cabello largo rizado, ojos azules bastante límpidos y sus labios, aterciopelados y lisos contrarrestaba con los mofletes rosáceos de su rostro.

– ¿Qué vais ha hacer esta tarde? -preguntó Andrea cuando se sentaron en un banco cercano a la parada del bus

– Yo no sé, a lo mejor no salgo, me quedaré en casa lo más probable, no sé lo que haré -respondió Noelia

-Nosotras iremos con Nico y Jordi al centro, ¿Os bajáis con nosotras? -propuso Blanca

– ¿Qué decís vosotras? -inquirió Andrea

– Pues no sé…si bajamos os mandamos un Whapps -contestó Cristina -hemos quedado Noe y yo para trabajar con el trabajo de filosofía.

– Nosotras no tenemos trabajo de filosofia, tenemos un examen que hace media con el resto de la evaluación -explicó Andrea -Gerard y Xavier nos han jodido, no paraban de hablar en la clase. Ojalá les parta un rayo en la cabeza.

– Esos como siempre, que mal me caen -respondió Cristina

Noelia miraba la conversación de sus amigas, no era que era tímida pero a veces decidia escuchar las conversaciones de los demás para prestar más atención, incluso estando con sus amigas.

– Estas muy callada Noe ¿Qué te pasa? -preguntó Andrea al darse cuenta de que su amiga hablaba bien poco.

– Nada -dijo rápidamente la chica

– Está nerviosa con los de intercambio. No para de hablar de eso esta mañana -contestó Cristina

– Es que es nuevo -intento explicar Noelia -el director se ha mojado bastante con este proyecto. Es original, es la primera vez que lo hace

– La verdad es que sí. En este caso estoy con Noelia, el director se ha esforzado mucho en este plan original de estudios.

Noelia, Cristina, Andrea y Blanca se levantaron al ver que el autobús cruzaba la esquina. Abrieron sus monederos para sacar la tarjeta y subirse al bús que les llevaría hasta sus casas. Las cuatro se sentaron al final del autobús para conversar se sus asuntos personales.

– Entonces esta noche no vais a salir ¿no? -quiso asegurarse Blanca

– Bueno, si salimos te damos un toque, si no es que no salimos. Pero vamos, que nos dará tiempo a mí y a Noelia a terminar con el trabajo de filosofía.

– Llamadnos al menos, que no pase como el fin de semana pasado que estuvimos esperando vuestra llamada -dijo Andrea revisando el twitter del móvil.

Noelia, Andrea, Blanca y Cristina hablaron sobre los planes que iban a realizar aquella noche paseando por las calles de Barcelona.

– A lo mejor nos vamos al bar del tío de Jordi a que toquen un poco las guitarras y las baterrias -explicó Andrea

– Buen plan, pero ¿Estaremos cómodas dentro del bar? No sé, mientras ellos tocan nosotras podemos dar un paseo por el puerto, no sé, o tomarnos algo en la terraza del Racó .

– Buena idea Noe -aprobó Blanca

– Sí, la verdad es que parece una buena idea -opinaron las demás.

– Pues no se hable más, esta noche nos vamos al Racó o a darnos un paseo -aseguró Cristina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s