Quiero Recordarte Siempre

Las mejores historias de amor son las que no se acaban, y las que mueren cuando las dos personas dejan de latir.

El humo trepa hasta el techo de la habitación. Ha vuelto a fumar. Tras dos meses ha vuelto a caer en la tentación de fumar y todo ello porque está nerviosa. Se había propuesto dejar de fumar pero ha vuelto a hacerlo. No ha pasado dos meses de que se despidieron en la estación de Madrid, y le echa mucho de menos. Tiene que aguantar así al menos dos meses más, hasta Navidades, y después, otros seis meses sin verle. Como odia la distancia. ¿Qué estará haciendo él? ¿Estará conectado? Enciende su ordenador y espera a que el sistema esté encendido completamente. ¡Qué lentitud! ¿Por qué se tubo que traer el Windows? En su casa se dejó el MAC. Por fin la pantalla del ordenador se enciende con el logotipo de Windows vista. Espera a que carge Spotify y enciende el Skype. Lo ve conectado. Y es él quien le envía una llamada. Acepta. Se ve primero ella en un pequeño rectangulo en la parte inferior derecha de la pantalla. Ha cambiado, ahora es morena, con los ojos verdes.

– Hola amor –

– Hola pequeña

– ¿Me ves bien?

– Te veo estupendamente

– Anda, no seas pelota.

Ambos se quedan en silencio, él sonrie y ella trata de sonreir pero no puede. Le echa mucho de menos. Sus besos, sus abrazos, sus caricias….su presencia.

– ¿Qué te pasa?

– Que no consigo concentrarme en los estudios

– ¿Es por los profesores?

– No. Con ellos me llevo bien, bueno, más o menos

– ¿Por las asignaturas?

– No, tampoco, más o menos las entiendo.

– ¿Entonces, qué es?

– No lo sé

Sí que lo sabe. Sabe perfectamente que el motivo de la falta de concentración es por él. Le echa muchisimo de menos.

– Es por tí, tonto

No puede contener las lágrimas. Aparta la Cam y empeiza a llorar. Él sabe que está llorando, que lo está pasando realmente mal, y que también la echa de menos. A los pocos minutos vuelve a enfocarse en la cam.

– Todo va a salir bien –

– Lo sé

Ambos se quedan mirando, uno al otro lado de la pantalla. Distancia. La frustración de verse alejados es lo que llevan mal. No saben estar sin el otro. Con la persona que les complementa.

– ¿Cómo llevas lo tuyo?

– Progresando

– ¿Pero va bien no?

– Sí, vamos bien. La editorial me ha marcado un plazo y bueno, tendré que cumplirlo.

– Tengo muchas ganas de que llegue Diciembre para poder verte. Te quiero

– Y yo a tí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s