A Llegado la Hora

Hace un par de días hubo una noticia circulando por internet, no sé, si ustedes sabrán o habrán oído hablar de dicha noticia, y es que, hubo en la red, dicha noticia:

El proyecto de Real Decreto que modificará al Real Decreto 1614/2009 establece que los estudiantes titulados superiores de enseñanzas artísticas en España dejarán de ser graduados universitarios para pasar a ser titulados superiores

Hubo gente opinando sobre esto. Y mucha gente estaba a favor y estaba en contra, uno de esos usuarios, puso un comentario que para algunos no sentó nada bien:

Las investigaciones médicas aumentan la esperanza de vida (medibles), nuevos métodos en ingeniería reducen costes, distancias, tiempos, etc. (Medibles). La I+D incrementa el PIB y el empleo (Medibles)
Que un chalado pinte cuatro rayas en un cuadro o que un flipado componga un pasodoble no aporta nada de forma objetiva o medible. El mundo va a seguir igual sin su aportación, no les necesitamos”.

Un comentario, que para mí, respetable porque da su opinión, y en mi opinón, dicha opinión, valga la redundancia, es errónea. No puedes decir eso de la gente que tiene creatividad, talento, y que como un funcionario, también le ha echado horas para realizar un sueño. Pero ya sabemos como es la sociedad de hoy día, trabaja más tiempo por reloj de oficina. Yo quería hacer una pequeña reflexión, a pesar de que yo sea alguien que le guste escribir, y de momento, no tengo que vivir de ello, pero tengo intención de hacerlo porque es mi sueño.

Para empezar, hay un caso en el que una persona llamó “Muerto de hambre” a todos los que se consideraban artistas, actrices, actores, poetas, escritores…oficios que para algunas personas que viven del reloj de la oficina, pasan por alto. A efectos sociales, ¿Qué significar ser artista? Es una pregunta, que si tuviera la respuesta la daría, pero como muchos otros, no tengo esa respuesta. Solo puedo decir, que es ser así, y no puedes ser de otra manera, al parecer, en el mundo hacen falta los cardiologos, los funcionarios, los arquitectos, los empresarios, los contables, y qué duda caben, sin embargo no parecen ser tan vitales los trompetistas, los ilustradores, las actrices, los poetas, los escritores, parecen que son un cáncer para la sociedad. Y es que nos estamos convirtiendo en un mundo desorganizado y deshumanizado, y ahora, cuando nos asfixia la crisis, o la situación económica, es entonces, cuando esos “Muertos de hambre” salven a los demás. A llegado la hora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s